Sumario de Artículos, encontrados 11

VA_EJE4_IMG1.jpg

Villa Angela Aspectos Humanos

Total población: Acorde a datos del Censo Nacional de Población del año 2010, realizado por Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el municipio Villa Ángela tenía una población total de 44.967 habitantes; los radios censales más poblados son los del casco urbano con un máximo de 2.110 habitantes, mientras que al alejarnos esta cifra disminuye con un mínimo de 54 habitantes.

Población de 0 a 14 años de edad: En el municipio Villa Ángela la población comprendida entre los 0 y 14 años de edad alcanza al 14% como mínimo valor, y al 51,8% como máximo; valores distribuidos de manera muy homogénea. Este grupo etario es considerado “pasivo transitorio” ya que aún no se han incorporado al mercado laboral.

Población de 15 a 64 años de edad: En el municipio Villa Ángela la población comprendida entre los 15 y 64 años de edad es del 48% al 72%, presentándose los valores más altos en los radios censales del ejido urbano. Es importante conocer este dato ya que se trata del grupo de población “económicamente activa”, es decir que está en condiciones de incorporarse al mercado laboral.  

Población de 65 y más años de edad: En el municipio Villa Ángela los radios del centro del ejido urbano y noroeste del municipio presentan los valores más altos respecto a la población de más de 65 años de edad (entre 15% y 22%). Este grupo etario es el que ya ha salido del sistema de mercado laboral.  

Población masculina: En el municipio Villa Ángela, la población masculina ronda entre el 44% y 61% de la población; el ejido urbano concentra los menores valores, mientras que en los radios del sur del municipio se acentúa.

Pirámide de población 2010: Las pirámides de población consisten en un gráfico de barras horizontales cuya longitud es representa la cantidad de hombres y de mujeres de una población según edad. El municipio Villa Ángela posee una pirámide “progresiva”, caracterizada por una base ancha, alta natalidad, que se va reduciendo consecuencia de la mortalidad progresiva según la edad. Es notoria la prevalencia de población de entre 15 y 19 años de edad; esto indica una estructura de población joven y con perspectivas de crecimiento.

Densidad de población: el concepto densidad de población relaciona la superficie de una entidad administrativa con la población que habita en ella. En el municipio Villa Ángela los radios con mayor densidad de población oscilan entre 300 y 936 habitantes por hectárea (hab/ha) y son los ubicados en el noroeste del ejido urbano, y al sureste del municipio.

Porcentaje de población urbana y rural (1980-2010): en términos conceptuales, se considera población a aquella que reside en áreas de 2.000 o más habitantes, mientras que la población rural es la que se encuentra agrupada en localidades de menos de 2.000 habitantes. El municipio Villa Ángela experimenta una permanente disminución de población rural y crecimiento de la población urbana; desde el año 1980 al 2010 la población rural ha variado de 29,9% a 6,9% mientras que la población urbana aumentó del 70,6% al 93,1%.

Tasa de mortalidad infantil (áreas programáticas): La mortalidad infantil es el indicador demográfico que señala el número de defunciones de niños en una población de cada mil nacimientos vivos registrados, durante el primer año de su vida. En el municipio Villa Ángela se observa el progresivo descenso de la mortalidad infantil entre 1980 – 2014, con tasas del 52,2‰ al 11‰. El valor máximo del periodo fue de 58,1‰ en 1981.

Tasa de mortalidad neonatal y posneonatal (áreas programáticas): La mortalidad neonatal es la ocurrida durante las primeras cuatro semanas o 28 días de vida del recién nacido, mientras que la mortalidad posneonatal es la ocurrida entre la mortalidad neonatal y la mortalidad infantil. En el municipio Villa Ángela ambas tasas lograron reducirse a lo largo del periodo 1980 – 2013, no obstante ha sido mayor la mortalidad neonatal, mientras que la mortalidad posneonatal experimentó un aumento significativo en 2011 (42,9 ‰).

Establecimientos educativos (nivel inicial a medio, 2013): En el municipio Villa Ángela hay 26 establecimientos de nivel inicial, 31 establecimientos de nivel primario y 13 establecimientos de nivel medio y la mayoría se concentra en el ejido urbano.

Población que sabe leer: En el municipio Villa Ángela la población que sabe leer ronda entre el 68% y 96% de la población, siendo los radios censales del ejido urbano los que presentan los mayores valores.

Población que asiste a establecimientos educativos: El centro y norte del municipio Villa Ángela reúne los valores más altos respecto a población que asiste a algún tipo de establecimiento de enseñanza escolar formal, ya sea estatal o privado, entre el 35% y 42%.

Población ocupada: INDEC considera población ocupada a aquella población que durante por lo menos una hora en la semana anterior a la fecha de referencia del censo desarrolló cualquier actividad que genera bienes o servicios para el mercado. En el municipio Villa Ángela se registran valores entre el 40% y 65% de población ocupada, y los valores más altos se concentran en el centro-norte del municipio.

Población desocupada: INDEC considera como tal a es la población que, durante las cuatro semanas anteriores al día del censo, desarrolló acciones tendientes a establecer una relación laboral. En el municipio Villa Ángela predominan radios censales con valores inferiores al 4,9% de población desocupada; se observan dos excepciones en el centro y sur del municipio donde esa cifra alcanza al 9,9% y 17,7% respectivamente.

Total hogares: Un hogar es un núcleo familiar, por lo que en ocasiones una vivienda puede estar habitada por más de un hogar. En el municipio Villa Ángela se registraron, en 2010, 12.653 hogares; la mayoría de ellos están concentrados en el ejido urbano, 563, cifra que disminuye en lo que resta del municipio, alcanzando un mínimo de 12 hogares.

Hogares con acceso a agua por red pública: La calidad de vida de la población depende del acceso a los bienes necesarios como lo es, entre otros, el agua potable. Este servicio es fundamental para la reducción de la tasa de mortalidad infantil, ya que la falta de acceso a agua potable o por red pública conlleva a un saneamiento deficiente y con ellos, problemas de salud.  En el municipio Villa Ángela el servicio de agua por red pública es deficiente, ya que mientras en el ejido urbano el 50% al 100% de los hogares tiene acceso a agua por red pública, pero fuera de éste la cifra disminuye hasta alcanzar el 0%.

Hogares con tenencia de agua en su interior: Además del acceso a agua por red pública, INDEC también evalúa si los hogares cuentan con agua dentro o fuera de la vivienda. El ejido urbano del municipio Villa Ángela presenta entre el 50% -99,4% de los hogares con tenencia de agua en su interior, pero en lo que resta del municipio esta cifra alcanza un mínimo de 2%.

Hogares con baño en su interior: Otro aspecto fundamental en el cuidado de la salud lo constituye la presencia de baño en el interior del hogar. En el municipio Villa Ángela predominan los radios censales con el 70% -100% de los hogares con baño en su interior, si bien se registran otros con un mínimo de 53,9%.

Hogares con desagüe a red pública: En relación a la presencia de agua por red pública y baño en el interior del hogar, se evalúa el servicio de cloacas. En el municipio Villa Ángela el servicio de cloacas se extiende por pocos radios del

ejido urbano, abarcando entre el 50% y 93,4% de los hogares, mientras que en lo que resta del municipio la cobertura es del 0%.

Hogares sin Necesidades Básicas Insatisfechas: El indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) pretende sintetizar carencias significativas en una población en lo que se refiere a vivienda, servicios sanitarios, educación básica e ingreso mínimo, estadística útil para caracterizar la pobreza. En Villa Ángela predominan los radios censales con valores entre 70% y 98,1% de los hogares sin NBI, tanto en el ejido urbano como en el resto del municipio.

Hogares con pisos revestidos: La vivienda es considerada el entorno más inmediato de las personas, por lo cual la calidad del mismo es importante para garantizar buenas condiciones de salud y de vida en general. Es por ello que INDEC analiza las características, en este caso, del piso de los hogares. A excepción del ejido urbano, donde entre el 80% y 100% de los hogares tiene pisos revestidos, en el resto del municipio Villa Ángela predominan radios censales con valores entre el 61,5% y 79,9%.

Hogares con cubierta sólida: Otro de los aspectos que se observan en relación a la solidez de la construcción es la presencia de techos firmes. En el municipio Villa Ángela predominan los hogares con techos capaces de garantizar el refugio adecuado, con valores entre el 80% y el 100%.

Hogares con cielo raso: El cielo raso complementa la aislación del exterior que representa la vivienda. En el municipio Villa Ángela, la cifra de hogares que cuentan con esta mejora, está comprendida entre el 50%-96,1%, pero a su vez se encuentran radios censales con valores del 8,3% como mínimo.  

Hogares que disponen de celular: En el último censo realizado por INDEC, éste relevó nuevos aspectos de la población, como ser el acceso a teléfono celular y a computadoras. En Villa Ángela predominan los radios censales con el 70%-93,7% de los hogares con acceso a teléfono celular.

Hogares que disponen de computadora: En el municipio Villa Ángela, el mayor valor de hogares con acceso a computadoras se concentra en el ejido urbano, con el 66,1%, mientras que en el resto del municipio se encuentran radios con valores entre 0% y 14,9%.

Total viviendas: La vivienda es una edificación cuya principal función es ofrecer refugio y habitación a las personas. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) relevó, en 2010, un total de 11.763 viviendas en el municipio Villa Ángela, siendo el máximo de 480 concentradas en el ejido urbano, y el mínimo de 10 en lo que resta del municipio.

Viviendas con Calmat 1 a 3 – de 4-: Este indicador se refiere a la calidad de las características constructivas de la vivienda –CALMAT- mediante la combinación de los materiales, los elementos de aislación y de terminación utilizados en los principales elementos constitutivos de la vivienda (paredes, pisos y techos) y, para cuyo tratamiento se tuvieron en cuenta los criterios de condiciones de aislamiento, tipo de material utilizado, resistencia de los materiales constructivos y forma de construcción. En Villa Ángela, los radios censales con el 80%-100% de las viviendas con Calmat óptimo (1 a 3 –de 4-) se concentran solo en el ejido urbano, mientras que el resto del municipio se registran valores de hasta 61,2%.

Viviendas de calidad de construcción satisfactoria: este indicador se construye a partir de la calidad de los materiales con los que está construida la vivienda y las instalaciones internas a servicios básicos. La calidad de construcción satisfactoria se refiere a las viviendas que disponen de materiales resistentes, sólidos y con la aislación adecuada. A su vez también disponen de cañerías dentro de la vivienda y de inodoro con descarga de agua. En el municipio Villa Ángela, el ejido urbano presenta valores entre el 20% y el 89,4% de las viviendas con calidad satisfactoria, mientras que en el resto del municipio esa cifra desciende hasta alcanzar 0%.

Viviendas con calidad de servicios satisfactoria: El indicador Calidad de conexión a servicios básicos se refiere al tipo de instalaciones con que cuentan las viviendas para su saneamiento, lo que incluye las variables procedencia del agua y tipo de desagüe. En Villa Ángela, el ejido municipal concentra entre el 50% y 99,1% de viviendas con calidad de conexión a servicios básicos satisfactorios, mientras que el resto de los radios censales que conforman el municipio presenta valores por debajo al 24,9%.  

 


VA_HEADER_HP.png

Villa Angela Historia y patrimonio.

El poblamiento del territorio chaqueño se inició, tardíamente,  a fines del siglo XIX, y respondió en gran parte a la política oficial de extender la producción agropecuaria a nuevas regiones -la pampa húmeda ya no ofrecía espacios- y a la visión geoestratégica de defender poblando. La conquista  militar realizada entre 1870 y 1912, y la consecuente dominación de los aborígenes, dejó abierto un inmenso territorio para la ocupación del hombre blanco.

En las últimas décadas del siglo pasado, el Chaco fue ocupado simultáneamente desde dos frentes: por el sur y por el noroeste,  ambos protegidos por el avance de los fortines militares. Por el noroeste bajaron en forma espontánea los ganaderos salteños y santiagueños que, buscando mejores tierras para el pastoreo de sus vacunos y caprinos, ocuparon los extensos campos fiscales del Chaco, dando origen a numerosos parajes y a pequeños poblados, como Comandancia Frías y El Pintado.

Desde  el sur,  en forma simultánea,   nacieron las colonias agrícolas  estatales y privadas y las fábricas tanineras de capital privado; procesos que dieron origen a todos los pueblos   ubicados en la franja costera de los ríos Paraná y Paraguay: Resistencia, Barranqueras, Las Palmas, Puerto Tirol, Colonia Benítez, Margarita Belén, Makallé.

Las   tierras   centrales  y sudoccidentales   fueron ocupadas recién   a partir de la segunda década del siglo XX merced a la extensión de líneas férreas, al inicio del cultivo algodonero y a la explotación taninera  dando origen a un gran número de pueblos que crecieron súbitamente y adquirieron una similar estructura edilicia y demográfica: Presidencia Roque Sáenz Peña,  Villa Angela, Presidencia de la Plaza, Quitilipi, Machagai, Las Breñas, Charata, Castelli, General San Martín, General Pinedo, San Bernardo, Santa Sylvina (Beck, H;1994:43)

Los años de la primera guerra mundial estimularon las exportaciones de tanino y a medida que La Forestal ampliaba sus instalaciones, otras firmas construían nuevas fábricas al norte del paralelo 28º, en Río Arazá, Villa Angela, Samuhú y Pinedo, adentrándose en los latifundios  del sur del Territorio Nacional del Chaco. Estas fábricas (así como las instaladas antes en Las Palmas en 1903 y en Puerto Tirol en 1904) no tuvieron las características de las factorías del norte santafesino. Algunas se ligaron a los ingenios azucareros para producir tanino durante el receso entre una y otra zafra, como es el caso de Puerto Vicentini  (1902) y Las Palmas; otras se situaron en la periferia de los centros cabecera creando las primeras zonas industriales en el área urbana de Resistencia (Puerto Vilelas, 1917); otras en la zona litoral o a orillas del río Negro (Fontana, 1916; Villa Jalón, 1916; Colonia Benítez, 1916; Colonia Baranda, 1923; y Puerto Bermejo, 1924) y la mayoría se localizó en las tierras privadas del interior o en la zona de contacto con el  fisco, como es el caso de Villa Angela (1917) donde las posteriores colonias algodoneras y la expansión urbana desdoblaron el centro primitivo en un "pueblo viejo" y un "pueblo nuevo".

En 1908 la empresa "La Chaqueña S.A." fundó en los lindes con las tierras fiscales una estancia denominada "La Suiza". Pronto las ranchadas del personal se engrosaron con otros pobladores ocupantes de tierras fiscales dedicados a la cría de ganado vacuno (1912). Con la llegada de comerciantes se echaron las bases del "pueblito" adonde en 1914 llegó el ferrocarril, que activó la vida del Km. 95. El desarrollo económico-social de la incipiente población recibió en 1917 un extraordinario impulso con el establecimiento de una fábrica de tanino de "La Chaqueña". En torno a la fábrica, dos miembros del directorio, Carlos Grüneisen y Julio U. Martín, dispusieron la subdivisión de 2.510 has para pueblo y colonia. La población tomó el nombre de  Villa Angela en homenaje a la esposa de Martín. Se produjo entonces el desplazamiento de numerosos habitantes de la primitiva población, que desde entonces se nombra como "pueblo viejo", que tratando de asegurarse la posesión de un solar con título definitivo inmediato, adquirieron tierra en la villa de Grüneisen y Martín. (Beck, H;1994:19-20)

 


VA_HEADER.jpg

Villa Angela Aspectos Naturales.

Puntos acotados: En el municipio Villa Ángela se registra una cota máxima de 84 m/s/n/m y una cota mínima de 69 m/s/n/m.

Curvas de nivel: En el municipio Villa Ángela las curvas de nivel permiten observar que el terreno aumenta de altura en sentido sureste-noroeste.

Geomorfología: En el municipio Villa Ángela encontramos las unidades geomorfológicas Saenz Peña, Tapenagá II y Cañada II.

Permeabilidad del suelo: En Villa Ángela predominan los suelos de permeabilidad moderadamente lenta, y moderada a moderadamente lenta.

Drenaje superficial del suelo: En el extremo norte de municipio Villa Ángela el drenaje es imperfecto, y hacia el sur es casi bueno a imperfecto.

Temperatura media anual: El municipio Villa Ángela se encuentra comprendido entre las isotermas de 20°C y 21°C, incrementándose la temperatura en sentido sur-norte.

Precipitaciones: En el municipio Villa Ángela predominan las precipitaciones comprendidas entre los 1000 y 1100 mm.

Áreas de déficit / exceso de agua: La mayor parte del municipio Villa Ángela presenta déficit de agua, a excepción del extremo sureste donde se registra exceso de agua.

Régimen hídrico: El municipio Villa Ángela se encuentra bajo el régimen hídrico subtropical Atlántico – húmedo.

Ríos y cuerpos de agua: El municipio Villa Ángela no posee cuerpos de agua significativos; hacia el encontramos pequeños bañados.

Sistema fluvial En el municipio predomina el sistema fluvial Planicie Deprimida, y además en el extremo noroeste encontramos presencia de los sistemas fluviales de Pinedo y del Impenetrable.

Cuencas autóctonas: El municipio Villa Ángela posee dos cuencas autóctonas; al norte la cuenca Estero Cocherek y al sur la cuenca Estero Quesai-so.

Tipos de suelo: En el extremo noroeste del municipio Villa Ángela encontramos suelos molisoles, mientras que al sureste los suelos son alfisoles

Capacidades de uso del suelo: En el municipio Villa Ángela predominan hacia el sur suelos de limitaciones severas para actividades agrícolas (clase IV), mientras que al norte se encuentran suelos de imitaciones ligeras y moderadas (clase II y III).

Vegetación: En el municipio Villa Ángela la vegetación predominante es el bosque alto cerrado seguido de pastizal-gramillar y pajonal-gramillar.


sanmaCiudad.jpg

San Martín Aspectos Humanos.

Total población: Acorde a datos del Censo Nacional de Población del año 2010, realizado por Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el municipio de General José de San Martín  tenía una población total de 32.714 habitantes; los radios censales más poblados son los del ejido urbano y norte del municipio con valores entre 400-1.660 habitantes, mientras que al alejarnos esta cifra disminuye con un mínimo de 12 habitantes.

Población de 0 a 14 años de edad: En el municipio General José de San Martín, incluido el ejido urbano, predominan los radios censales con valores entre 15%-43% de población entre 0-14 años.

Población de 15 a 64 años de edad: En el municipio General José de San Martín se observa predominio de radios censales con valores entre 55%-69,9% de población de 15-64 años, a excepción de algunos radios al este, oeste y sur donde el valor alcanza al 85,71%. Es importante conocer este dato ya que se trata del grupo de población “económicamente activa”, es decir que está en condiciones de incorporarse al mercado laboral.

Población de 65 y más años de edad: En el municipio General José de San Martín se observa predominio de radios censales con valores entre 0%-0,9% de población de 65 años y más, a excepción de algunos radios circundantes al ejido urbano y sur del municipio donde el valor alcanza al 19,13%. Este grupo etario es el que ya ha salido del sistema de mercado laboral.

Población masculina: En el municipio General José de San Martín predominan los radios censales con valores entre 50%-68,7% de población masculina, mientras que el ejido urbana concentra los valores más bajos (hasta 49,9%).

Pirámide de población 2010: Las pirámides de población consisten en un gráfico de barras horizontales cuya longitud es representa la cantidad de hombres y de mujeres de una población según edad. El General José de San Martín  posee una pirámide “progresiva”, caracterizada por una base ancha, alta natalidad, que se va reduciendo consecuencia de la mortalidad progresiva según la edad; indica una estructura de población joven y con perspectivas de crecimiento. Se destaca el grupo etario de 10-14 años.

Densidad de población: el concepto densidad de población relaciona la superficie de una entidad administrativa con la población que habita en ella. En General José de San Martín, los radios censales con mayor densidad de población se encuentran en el ejido urbano con 400 – 1064 habitantes por hectárea (hab/ha). Al norte del municipio la densidad disminuye a 100-399 hab/ha y al sur del municipio de 1 a 99 hab/ha.

Porcentaje de población urbana y rural (1980-2010): en términos conceptuales, se considera población a aquella que reside en áreas de 2.000 o más habitantes, mientras que la población rural es la que se encuentra agrupada en localidades de menos de 2.000 habitantes. En el municipio General José de San Martín, los valores de población urbana han superado a la población rural entre 1980 y 1991. La evolución de la población urbana ha sido del 39,9% al 86% mientras que la población rural se redujo del 60,5% al 14%.

Tasa de mortalidad infantil (áreas programáticas): La mortalidad infantil es el indicador demográfico que señala el número de defunciones de niños en una población de cada mil nacimientos vivos registrados, durante el primer año de su vida. En el municipio General José de San Martín se observa el progresivo descenso de la mortalidad infantil entre 1980 – 2014, con tasas del 57,3‰ (valor máximo del periodo) al 8‰.

Tasa de mortalidad neonatal y posneonatal (áreas programáticas): La mortalidad neonatal es la ocurrida durante las primeras cuatro semanas o 28 días de vida del recién nacido, mientras que la mortalidad posneonatal es la ocurrida entre la mortalidad neonatal y la mortalidad infantil. En el municipio General José de San Martín ambas tasas lograron reducirse a lo largo del periodo 1980 – 2013 pero se destaca la mortalidad posneonatal por aumentos muy significativos en 2008,2009 y 2011, del 83,3‰, 60‰ y 66,7‰ respectivamente.

Establecimientos educativos (nivel inicial a medio, 2013): En el municipio General José de San Martín hay 26 establecimientos de nivel inicial, 42 establecimientos de nivel primario y 14 establecimientos de nivel medio y la mayoría se concentra en el ejido urbano.

Población que sabe leer: En el municipio General José de San Martín se observa predominio de radios censales donde entre el 80%-95,5% de la población lee.

Población que asiste a establecimientos educativos: En el municipio General José de San Martín se observa predominio de radios censales donde entre el 20%-46,6% de la población en edad educativa asiste a un establecimiento de enseñanza escolar formal, ya sea estatal o privado.

Población ocupada: INDEC considera población ocupada a aquella población que durante por lo menos una hora en la semana anterior a la fecha de referencia del censo desarrolló cualquier actividad que genera bienes o servicios para el mercado. En el municipio General José de San Martín, los radios censales con mayor porcentaje de población ocupada (60%-80%) son los ubicados al suroeste y noreste del municipio.

Población desocupada: INDEC considera como tal a es la población que, durante las cuatro semanas anteriores al día del censo, desarrolló acciones tendientes a establecer una relación laboral. En el municipio General José de San Martín, los radios censales con mayor porcentaje de población desocupada (1,5%-3,23%) son los ubicados norte y este del municipio y el ejido urbano.

Total hogares: Un hogar es un núcleo familiar, por lo que en ocasiones una vivienda puede estar habitada por más de un hogar. En el municipio de General José de San Martín  se registraron, en 2010, 8.944 hogares; la mayoría de ellos están concentrados en el ejido urbano y norte del municipio, con valores entre 300-501 hogares, cifra que disminuye en lo que resta del municipio, alcanzando un mínimo de 7 hogares.

Hogares con acceso a agua por red pública: La calidad de vida de la población depende del acceso a los bienes necesarios como lo es, entre otros, el agua potable. Este servicio es fundamental para la reducción de la tasa de mortalidad infantil, ya que la falta de acceso a agua potable o por red pública conlleva a un saneamiento deficiente y con ellos, problemas de salud.  En el municipio de General José de San Martín el servicio de agua por red pública es deficiente, ya que mientras en el ejido urbano y noroeste del municipio el 50% al 100% de los hogares tiene acceso a agua por red pública, pero fuera del espacio mencionado la cifra disminuye hasta alcanzar el 0%.

Hogares con tenencia de agua en su interior: Además del acceso a agua por red pública, INDEC también evalúa si los hogares cuentan con agua dentro o fuera de la vivienda. El ejido urbano y noroeste del municipio de General José de San Martín  presenta entre el 50% -98,9% de los hogares con tenencia de agua en su interior, pero en lo que resta del municipio esta cifra alcanza un mínimo de 0%.

Hogares con baño en su interior: Otro aspecto fundamental en el cuidado de la salud lo constituye la presencia de baño en el interior del hogar. En el municipio de General José de San Martín  predominan los radios censales con el 80% -99,7% de los hogares con baño en su interior, si bien se registran otros con un mínimo de 42%.

Hogares con desagüe a red pública: En relación a la presencia de agua por red pública y baño en el interior del hogar, se evalúa el servicio de cloacas. En el municipio de General José de San Martín  el servicio de cloacas se extiende por pocos radios del ejido urbano, abarcando entre el 50% y 95,6% de los hogares; en lo que resta del municipio la cobertura es del 0%.

Hogares sin Necesidades Básicas Insatisfechas: El indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) pretende sintetizar carencias significativas en una población en lo que se refiere a vivienda, servicios sanitarios, educación básica e ingreso mínimo, estadística útil para caracterizar la pobreza. En General José de San Martín  predominan los radios censales con valores entre 70% y 97,5% de los hogares sin NBI, tanto en el ejido urbano como en el resto del municipio.

Hogares con pisos revestidos: La vivienda es considerada el entorno más inmediato de las personas, por lo cual la calidad del mismo es importante para garantizar buenas condiciones de salud y de vida en general. Es por ello que INDEC analiza las características, en este caso, del piso de los hogares. A excepción del ejido urbano y extremos noroeste y noreste del municipio, donde entre el 70% y 100% de los hogares tiene pisos revestidos, en el resto del municipio de General José de San Martín  predominan radios censales con valores entre el 37,5% y 69,9%.

Hogares con cubierta sólida: Otro de los aspectos que se observan en relación a la solidez de la construcción es la presencia de techos firmes. En el municipio de General José de San Martín  predominan los hogares con techos capaces de garantizar el refugio adecuado, con valores entre el 80% y el 100%. Hacia el norte del ejido urbano y este del municipio los valores oscilan entre 55,6%-69,9%.

Hogares con cielo raso: El cielo raso complementa la aislación del exterior que representa la vivienda. En el municipio de General José de San Martín se observa al noroeste y en el ejido urbano valores entre 50%-98,2%, al este valores entre 14,6%-24,9%, y en el resto de municipio valores entre 25%-49,9% de hogares con cielo raso.

Hogares que disponen de celular: En el último censo realizado por INDEC, éste relevó nuevos aspectos de la población, como ser el acceso a teléfono celular y a computadoras. En General José de San Martín predominan los radios censales con el 70%-100% de los hogares con acceso a teléfono celular.

Hogares que disponen de computadora: En el municipio de General José de San Martín, el mayor valor de hogares con acceso a computadoras se concentra en el ejido urbano, con el 20%-57%, mientras que en el resto del municipio se encuentran radios con valores entre 0% y 14,9%.

Total viviendas: La vivienda es una edificación cuya principal función es ofrecer refugio y habitación a las personas. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) relevó, en 2010, un total de 8.560 viviendas en el municipio General José de San Martin, siendo el máximo de 414 concentradas en el ejido urbano, y el mínimo de 7 en lo que resta del municipio.

Viviendas con Calmat 1 a 3 – de 4-: Este indicador se refiere a la calidad de las características constructivas de la vivienda –CALMAT- mediante la combinación de los materiales, los elementos de aislación y de terminación utilizados en los principales elementos constitutivos de la vivienda (paredes, pisos y techos) y, para cuyo tratamiento se tuvieron en cuenta los criterios de condiciones de aislamiento, tipo de material utilizado, resistencia de los materiales constructivos y forma de construcción. En General José de San Martín, los radios censales con el 70%-100% de las viviendas con Calmat óptimo (1 a 3 –de 4-) se concentran en el ejido urbano y este del municipio, mientras que el resto del espacio esta cifra oscila entre el 38%-69,9%.

Viviendas de calidad de construcción satisfactoria: este indicador se construye a partir de la calidad de los materiales con los que está construida la vivienda y las instalaciones internas a servicios básicos. La calidad de construcción satisfactoria se refiere a las viviendas que disponen de materiales resistentes, sólidos y con la aislación adecuada. A su vez también disponen de cañerías dentro de la vivienda y de inodoro con descarga de agua. En el municipio de General José de San Martín, el ejido urbano presenta valores entre el 25% y el 90,9% de las viviendas con calidad satisfactoria, mientras que en el resto del municipio esa cifra desciende entre el 0% y 24.9%.

Viviendas con calidad de servicios satisfactoria: El indicador Calidad de conexión a servicios básicos se refiere al tipo de instalaciones con que cuentan las viviendas para su saneamiento, lo que incluye las variables procedencia del agua y tipo de desagüe. En General José de San Martín, el ejido urbano concentra entre el 50% y 98,4% de viviendas con calidad de conexión a servicios básicos satisfactorios, mientras que el resto de los radios censales que conforman el municipio presenta valores por debajo al 24,9%.


JUAN-JOSE-CASTELLI-2.jpg

Juan Jose Castelli - Historia y Patrimonio

El poblamiento del territorio chaqueño se inició, tardíamente,  a fines del siglo XIX, y respondió en gran parte a la política oficial de extender la producción agropecuaria a nuevas regiones -la pampa húmeda ya no ofrecía espacios- y a la visión geoestratégica de defender poblando. La conquista  militar realizada entre 1870 y 1912, y la consecuente dominación de los aborígenes dejó abierto un inmenso territorio para la ocupación del hombre blanco.

En las últimas décadas del siglo pasado, el Chaco fue ocupado simultáneamente desde dos frentes: por el sur y por el noroeste,  ambos protegidos por el avance de los fortines militares. Por el noroeste bajaron en forma espontánea los ganaderos salteños y santiagueños que, buscando mejores tierras para el pastoreo de sus vacunos y caprinos, ocuparon los extensos campos fiscales del Chaco, dando origen a numerosos parajes y a pequeños poblados, como Comandancia Frías y El Pintado.

Desde  el sur,  en forma simultánea,   nacieron las colonias agrícolas  estatales y privadas y las fábricas tanineras de capital privado; procesos que dieron origen a todos los pueblos   ubicados en la franja costera de los ríos Paraná y Paraguay: Resistencia, Barranqueras, Las Palmas, Puerto Tirol, Colonia Benítez, Margarita Belén, Makallé.

Las   tierras   centrales  y sudoccidentales   fueron ocupadas recién   a partir de la segunda década del siglo XX merced a la extensión de líneas férreas, al inicio del cultivo algodonero y a la explotación taninera  dando origen a un gran número de pueblos que crecieron súbitamente y adquirieron una similar estructura edilicia y demográfica: Presidencia Roque Sáenz Peña,  Villa Angela, Presidencia de la Plaza, Quitilipi, Machagai, Las Breñas, Charata, Castelli, General San Martín, General Pinedo, San Bernardo, Santa Sylvina (Beck, H;1994:43).

En   en los  primeros años   del siglo XX se  inició una etapa que  se caracterizaría por un notable desenvolvimiento económico de la gobernación.Un conjunto de significativos hechos y de importantes medidas gubernamentales posibilitaron la apertura de las tierras centrales del Chaco. Entre ellos merecen citarse la  nueva ley de tierras Nº 4.167 de 1903, la ley de Fomento de los Territorios Nacionales Nº 5.559 de 1908; la extensión del ferrocarril de Barranqueras a Metán (Salta) y su empalme con el ferrocarril Central Norte Argentino que desde Quimilí avanzó hasta Avia Terai; las nuevas campañas militares de 1907 y 1911; el auge algodonero; y el arribo de numerosos contingentes de inmigrantes.

La ley de tierras 4.167 intentó corregir los abusos a que había dado lugar la ley de Inmigración   y Colonización de 1876. Buscaba especialmente evitar la formación de latifundios y estimular la fundación de colonias en terrenos fiscales, tarea que reservaba exclusivamente al Estado.

En   1908  se sumó   la ley 5.559   denominada de Fomento   de los Territorios Nacionales, que impulsó un proyecto poblador de vasto alcance. Disponía la construcción de ferrocarriles en los Territorios Nacionales del norte y del sur del país, obras de riego, navegación   regular, limpieza y dragado de ríos. Los gastos que estas realizaciones demandaran debían ser solventados con las ventas en remate de las tierras situadas en las zonas de influencia de las obras, las que serían reservadas a ese efecto.

Para los territorios del norte establecía el tendido de dos importantes ramales: a) de Barranqueras a Metán, atravesando el  centro chaqueño. b) de Formosa a Embarcación (Salta). A ellas se sumaba la extensión del Ferrocarril Central Norte desde Quimilí (adonde había llegado en 1904) hasta empalmar con el primer ramal en un punto situado en el centro chaqueño (Avia Terai), surcando el sudoeste del territorio.

Las   tierras   ubicadas en  una extensión   de 25 km. a ambos  lados de las vías -denominada zona "A"- debían ser reservadas para su posterior venta en remate. Aunque en el Chaco se destinó a tal fin una superficie notablemente mayor (6.460.000 has), sólo se enajenaron mediante remate 28.825 hectáreas. El resto permaneció en reserva fuera del alcance de los especuladores y constituyó la base de las futuras colonias.

La ola inmigratoria impulsada colmó las colonias creadas en 1921 y debieron habilitarse nuevas parcelas agrícolas, creándose tres nuevas colonias en 1927, tres en 1928 y once más entre 1930 y 1950. Al final de la década de 1920 la creación de nuevos asentamientos sólo podía realizarse en áreas intersticiales o en lugares alejados de los ferrocarriles, que por sus caracteres fisiográficos eran marginales para la agricultura.

De las colonias creadas en 1927, José Mármol (16.197 has.) y Juan Lavalle (57.500 has) correspondieron al área poblada con anterioridad, mientras que Pampa del Infierno (54.000 has) se ubicó en un espacio nuevo al oeste de Sáenz Peña sobre la proyectada línea férrea Avia Terai-Metán.

Por decreto del año 1928 se crearon en el departamento Río Teuco las colonias agrícolas Juan José Castelli (60.000 has) y La Florida (61.206 has), que se superponían parcialmente a la inmensa colonia pastoril Rodríguez Peña (creada en 1921), y la colonia Pampa del Indio (10.000 has), recostada sobre el Bermejo. Las dos primeras se encontraban 100 km al norte de Presidencia Roque Sáenz Peña, prácticamente incomunicadas, ya que sólo existían sendas apenas transitables entre las colonias y el ramal ferroviario del centro chaqueño.

El ferrocarril del Estado que había detenido su construcción en 1914 en Avia Terai, reinició los trabajos a partir de 1928 desde ese pueblo hacia Metán, completando el recorrido de los 496 km en 1931.

Con este avance, la colonia Pampa del Infierno quedó integrada al sistema ferroviario, cuya continuidad dio origen, por otra parte, a una serie de pueblos en el Territorio del Chaco y en la provincia de Santiago del Estero. Entre ellos, Taco Pozo, Los Frentones y Concepción del Bermejo. La estación Taco Pozo poblada por obrajeros y ganaderos santiagueños y salteños, se constituyó oficialmente en pueblo mediante decreto del Poder Ejecutivo de fecha 31 de enero de 1931. Las colonias Castelli y La Florida fueron pobladas en 1931 con un contingente de aproximadamente 360 familias de alemanes del Volga o rusos alemanes provenientes del Territorio Nacional de La Pampa, de donde debieron emigrar por los efectos de una grave sequía y por la imposibilidad de acceder a la propiedad de las tierras. A su arribo sólo existían dispersas en la zona unas 40 familias de ganaderos salteños y un número reducido de indios.

La extensión de un ramal ferroviario que comunicara a las nuevas colonias con Sáenz Peña y posibilitara la salida de los productos de sus chacras, fue objeto de preferente atención por parte de los agricultores. Las numerosas gestiones encontraron eco en la ley 11.735 del 30 de septiembre de 1933, que dispuso la construcción del ramal desde Sáenz Peña al norte.

El primer tramo de 52 km, hasta la Estación Tres Isletas, fue habilitado en octubre de 1935. Este pueblo, creado por decreto del 19 de agosto de 1934, era el centro de la colonia Vélez Sársfield, y su nombre se debía al hecho de hallarse en las inmediaciones de un estero permanente circundado por tres fracciones de monte. El segundo tramo del riel, hasta el Km 100, se habilitó a mediados de 1936. En torno a la estación se formó entonces el pueblo de Juan José Castelli, destinado a ser centro de la colonia homónima y de La Florida. El 3 de octubre del mismo año se procedió a la entrega del primer solar, aceptándose esa fecha como fundación de Castelli. Estas colonias representaron la máxima expansión de los cultivos algodoneros hacia el noroeste del territorio. Superadas las dificultades de los primeros años, Castelli se convirtió hacia la década de 1940 en el principal centro urbano y productor del departamento Río Teuco, desplazando a El Pintado como cabecera del mismo, y aglutinó a un número creciente de pobladores, hasta ubicarse en la actualidad en el quinto lugar entre las poblaciones del Chaco (Beck, H;1994:38-39).